Biografía




Stacks Image 2


Nací en Bilbao, ciudad en la que vivo habitualmente, el 19 de diciembre de 1959.

Estudié Derecho en la famosa Universidad de Deusto, la de los jesuitas, pero dejé la carrera en el último curso (mejor hubiera sido dejarla en el primero).

Siempre me ha gustado escribir, pasión que comparto con mi amor por el cine. Supongo que por eso me hice guionista.

Mi primer trabajo profesional fue en 1981, los guiones de una loca radionovela para Radio 3 de Radio Nacional que se titulaba Los casos de La Ribera: las andanzas de un detective marginal y fumador de hachís por el Casco Viejo de Bilbao.

En 1983 hice el puñetero servicio militar obligatorio en Barcelona y después me quedé a vivir allí un tiempo. En esa época fui guionista de cómics en las revistas que entonces estaban más en boga: El Víbora, Totem y Cimoc. También publiqué relatos en Playboy y sobre todo en Penthouse. No fueron relatos eróticos, a pesar del estilo de las revistas me dejaron escribir cuentos de género libre; en general fueron de género negro. Entre los guiones de cómics, los relatos de las revistas y las partidas de póquer, me dio para vivir a salto de mata.

En 1986 volví a Bilbao un tanto derrotado y pasé un par de años en un oscuro puesto administrativo.

En 1989 comencé mi carrera de guionista de televisión y a vivir exclusivamente de todo esto. Escribí y llevé la producción ejecutiva, con Juan Vázquez Jáuregui, de la que fue la primera comedia de situación de ETB, la televisión vasca. Se titulaba Juntos y revueltos y fue bastante mala.

En los primeros años de la década de los noventa fui guionista todoterreno de todo lo imaginable: documentales, vídeos industriales, publicidad…, incluso la biografía de una monja que iban a beatificar en Roma.
También en esos años comencé a trabajar como guionista para Madrid. He colaborado en muchas series de televisión, la mayoría olvidables. Las más emblemáticas, y que recuerdo con más cariño, fueron Farmacia de guardia, de mi querido amigo Antonio Mercero, y Turno de oficio.

Mi trabajo más personal y mejor en televisión fue una serie propia, Páginas ocultas de la historia: historias de ficción de fondo histórico contadas con técnica de documental, es decir, falsos documentales. Ideé y escribí la serie con mi querido amigo de toda la vida Fernando Marías en 1996 y fue emitida por La 2 de TVE en 1999. Tuvo mucho éxito y se convirtió en lo que se llama una serie de culto.

Precisamente esta serie supuso el arranque de mi carrera como escritor de narrativa. Estaba ya un poco harto de ser solo guionista y de participar en productos que en general no me interesaban. La evolución lógica de un guionista es pasar a ser director o escritor de narrativa. La dirección no me interesa así que…
Fernando Marías llevaba ya un par de novelas publicadas con Ediciones Destino y el debut fue fácil. Como los argumentos de los guiones eran muy literarios, los convertimos en relatos. El libro lo publicó Destino en 1999 también con el título de Páginas ocultas de la historia.

Del resto de mis libros tenéis cumplida información en los apartados correspondientes.

Actualmente me dedico a la literatura, a mi labor de columnista de prensa en El Correo y otros periódicos de Vocento y dirijo desde 2010 el Festival Internacional de Literatura y Arte con Humor Ja! Bilbao, que va viento en popa.